Radio Crew Digital

Doña Rosa pensaba que limpiaría un penthouse, pero la sorprendieron con esto.

Doña Rosa, la empleada doméstica de un edificio, llegó a trabajar como siempre, pero con contrato en mano, le dieron gran regalo.

Debido a la pandemia, doña Rosa se quedó sin lugar donde vivir, pero las personas con las que fungía como empleada doméstica decidieron retribuirle y la sorprendieron.

Y es que al enterarse de los problemas de la señora de limpieza, todos pusieron su granito de arena y arreglaron el contrato para regalarle 2 años de renta.

Desde hace 20 años realizaba la limpieza de un edificio de lujo en Nueva York, pero debido a la contingencia sanitaria, fue suspendida de sus actividades.

Sin embargo, ella decidió seguir limpiando los departamentos con todas las medidas sanitarias, con una sonrisa en el rostro y la mejor actitud.

Así que los vecinos decidieron darle un regalazo: la renta, durante 2 años, del penthouse del edificio.

Doña Rosa llegó al departamento como si fuera a limpiarlo, pero ahí, el agente inmobiliario le entregó las llaves y el contrato.

“Muchas personas en este edificio son grandes admiradores tuyos y te quieren mucho. Sé que ha sido un año difícil para ti y tu familia, y probablemente ha habido muchas dificultades económicas. Creo que tuviste un impacto real en la gente”, le dijo el hombre.

La mujer soltó a llorar por la gran sorpresa, que le permitirá seguir trabajando sin preocuparse por buscar un techo.

El inmueble que doña Rosa habitará por un par de años consta de 4 habitaciones y 3 baños, además de dos terrazas y una cocina equipada.

Mas como ellos¡¡

Déjanos Tu Comentario

Requieres Ayuda? CONTACTANOS